Los Ángeles de Gil

En septiembre de 2011, a través de la facultad, empecé una beca en determinada empresa. No estaba en un buen momento de mi vida. Estaba desilusionada con todo y sin nada de autoestima. No veía ningún proyecto ni objetivo que mereciese la pena. No me gustaba a mí misma.

El primer día me presentaron a mis compañeras y me sentaron en mi mesa. Nada más entrar a ese despacho enorme, que parecía una pecera por el gran ventanal que daba al pasillo, ya se respiraba el buen rollo. Más adelante cambiamos de oficina y se añadieron un par más al grupo, pero el buen feeling seguía ahí.

Según las iba conociendo se me iban quitando todas las tonterías. Sin ser perfectas, ni pretenderlo, estaban cada día al pie del cañón. Profesionales, eficaces y autosuficientes. No les hacía falta nadie más que ellas mismas para solucionar contratiempos, problemas de trabajo, o superar pequeños obstáculos diarios.

Fue ahí donde terminé de darme cuenta por fin de que la belleza está en la actitud, en la fuerza y pasión que pones en las cosas que haces, en la positividad y en la ilusión . Y todo eso está dentro de nosotros y somos nosotros los que tenemos el poder de dirigirlo hacia donde queramos.   pecera

Gracias chicas. Cada día trabajando con vosotras fue un día de inspiración.

Anuncios

Un comentario en “Los Ángeles de Gil

  1. ¿Positiva, autosuficiente y profesional? Quien escribe este blog, sin duda. Y añado: ¿fuerte, ilusionada y pasional? y repito: la que escribe este blog.
    ¡Vamos! que ya estoy esperando la próxima entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s